Cosmología azteca III

La cosmología azteca puesta en práctica, del mito a la realidad: los sacrificios humanos en las pirámides.

Os he hablado los últimos días del mito cosmológico azteca, de qué sucede, y también os he dado una aproximación antropológica para intentar comprender por qué sucede, por qué los aztecas crean ese mito. De modo que visto lo visto, solo nos queda una pregunta por hacernos para completar definitivamente esta escueta aproximación a la cultura azteca: ¿Había una práctica de este mito?

Pues sí. Del mismo modo que hoy existen ceremonias religiosas, los aztecas tenían su liturgia, muy estrechamente relacionada con el mito de sus dioses. Pero antes de continuar hay que tener una cosa clara: los sacrificios humanos no son exclusivos de los aztecas, ya existían. Pero los aztecas son famosos por unir sus dioses y sus costumbres con las costumbres mesoamericanas previas.

En Mesoamérica era usual construir pirámides, desde los olmecas que las hacían de tierra apisonada, hasta el Templo Mayor con 7 niveles que hoy podemos ver en México DF. Y en estas pirámides se practicaban rituales muy importantes, entre ellos, los famosos sacrificios.

En estos sacrificios se ejecutaba, normalmente, a un prisionero, al que, drogado, se le extraía el corazón, que se ofrecía al Sol. Una vez hecho esto, se lanzaba al prisionero por la escalinata de la pirámide, ofreciendo la sangre a los ídolos que estaba a ambos lados de la escalinata, y al llegar abajo, se desmembraba al prisionero.

Ya tenemos la escena montada casi al pie de la letra: Coyolxauhqui –en este caso un prisionero- lanzada por la ladera del Citlaltepetl –el templo o pirámide-, siendo desmembrada en la caída. Un ritual en el que se ofrece sangre a Huitzilopochtli para que sea benévolo y propicio, para que la Madre Tierra siga viviendo y de ella sigan brotando las cosas que nos hacen vivir, para que, en definitiva, el sol no deje nunca de salir.

Rea Silvia la financian los lectores, si te gusta y puedes, contribuye para que sigamos creciendo.

Publicado por

Tengo un título para contar cosas y las cuento. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *