Rea Silvia, la madre

Rea Silvia es, a buen seguro, una de las señoras más importantes que ha tenido la humanidad, y sin embargo, tampoco es que hiciera mucho por ello.

Rea Silvia, reina y señora de este blog, puede ser conocida por muchos, pero no por todos. Y la verdad es que hay que saber quién fue, porque si Isabel la católica fue, probablemente, la señora más importante que ha tenido el mundo hispánico, Rea Silvia es a buen seguro una de las señoras más importantes que ha tenido la humanidad, y sin embargo, tampoco es que hiciera mucho por ello, pero de eso hablaremos más adelante.

¿Por qué la señora más importante de la humanidad? Porque dio a luz a Rómulo y Remo. ¿Y por qué no Luperca? ¿O Aca Larentia? Vamos a tratar de no liarnos y a ir por partes.

Eneas, con cara de "qué espada más chula", cuando Paris le encomienda su misión

Eneas, con cara de “qué espada más chula”, cuando Paris le encomienda su misión

Rea Silvia era la hija de Numitor, rey de Alba Longa. Alba Longa era una ciudad del Lacio italiano fundada por Ascanio, que era hijo de Eneas. ¿Y quién era Eneas? Eneas es el servil mozo que vemos en la película Troya, ayudando a un anciano, que es su padre, cuando Paris le da la espada de Troya y le dice que “arree p’alante que vienen los griegos”, y en definitiva, que salvara a la estirpe troyana. Eneas, después de muchas idas y venidas, no sólo salva la estirpe, sino que la lleva más allá, al Lacio, y pone la primera piedra de los que serán los romanos, porque Rómulo y Remo, serán descendientes suyos, por no hablar de que todas las familias importantes romanas querían arrimarse de un modo u otro a este mitológico linaje.

Pues ahí está presentada Rea Silvia, hija de Numitor, nieta de Ascanio, bisnieta de Eneas, heredera de Troya y su grandeza, aunque le quedara ya un poco lejos. El caso es que la vida era buena para Rea Silvia, hasta que un día Amulio, hermano de Numitor, lo destronó y asesinó a sus hijos varones, y además obligó a nuestra protagonista a vestir los hábitos de sacerdotisa de Vestal, permaneciendo virgen durante 30 años. Una estrategia maestra para permanecer sin problemas en el poder.

Como te resistas va a ser peor, moza

Como te resistas va a ser peor, moza

Así la pobre Rea Silvia se vio obligada a llevar una vida que no eligió para sí misma, alejada de los varones y la grata vida de la familia real. Pero todo cambió cuando ni más ni menos que el dios Marte se quedó prendado de ella, y como vemos en el cuadro de arriba, de Rubens, Marte, en un arranque típico de soldado pensó “esta cae” y podemos ver cómo le lanza una mirada de “chica, te ha tocado”, a la que Rea Silvia le responde con una boca de asco de “ay no, quita” pero una miradita de “jo, qué brazos”.

De modo que Marte se la llevó al bosque y según se cuenta la violó. Aunque visto lo visto, podemos pensar que el paseo no fue tan forzoso. Y Marte, como buen dios, siempre certeros en sus actos sexuales, la dejó preñada, y de gemelos.

Ya nacidos Rómulo y Remo, Amulio se enteró. A buenas horas, por cierto. Y mandó enterrar viva a Rea Silvia y matar a los gemelos. Pero esta misión le fue encargada a un siervo que no tenía valor para matar a dos recién nacidos, y en lugar de matarlos, sólo los abandonó en las orillas del Tíber, y el propio río se encargó de llevarlos hacia la loba Luperca, o a Aca Larentia, según cuenta Tito Livio, una prostituta, a las que era frecuente llamar lobas. Y ya sabemos que después de muchas idas y venidas, cuando los gemelos ya estaban creciditos, fundaron Roma.

Pues a falta de pan, buenas son las tetas de una loba

Pues a falta de pan, buenas son las tetas de una loba

¿Pero qué fue de Rea Silvia? Pues el generosísimo Tíber, no sólo envió a los gemelos a su glorioso destino, sino que además rescató a su madre y se casó con ella. De sacerdotisa virgen y apartada del poder a violada por Marte y esposa del dios del Tíber. No está mal.

¿Y por qué fue una de las señoras más importantes de la humanidad? ¿Y no lo fue más Aca Larentia? Pues porque dio a luz, de forma un poco turbulenta, a los fundadores de Roma, que como dijo Máximo en Gladiator, “es la luz”, y porque la sangre es la sangre y tiene que contar para algo.

Rea Silvia es la madre. No sólo de dos gemelos, ni de este blog. Representa a la madre de una civilización, de un imperio, de un mundo, el nuestro, el latino. ¿No te estás olvidando de los griegos? Bueno, de algún punto hay que partir.

Tíber, buen mozo

No preocuparse, muchachos, que ya está aquí tito Tíber

Rea Silvia la financian los lectores, si te gusta y puedes, contribuye para que sigamos creciendo.

Publicado por

Tengo un título para contar cosas y las cuento. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *