Las novias nunca se olvidan

¿Fue el fascismo anti-semita? En Italia no hubo prácticas anti-semitas hasta que Hitler presionó a Mussolini para ello.

No cabe la duda de que si en este preciso momento se le pide a usted, señor lector, un rasgo o característica del Fascismo se le vendrá a la mente el anti-semitismo, además de otras cuestiones aunque será en esta donde nos paremos. Antes de nada, aclarar que vamos a hablar del Fascismo y no del Nacionalsocialismo, vías distintas con sus similitudes y diferencias que no profundizaremos en este momento.

¿Fue el Fascismo de Mussolini contrario a la comunidad judía? Pues sí y no. No se asusten por ello, solo que las respuestas categóricas se alejan de cualquier análisis con rigor histórico y este es un caso donde existe mucha confusión y tergiversación. Presentamos esta ambigüedad ya que en la Nación donde se creó el fascismo tuvieron que pasar 16 años, desde la llegada de Mussolini al poder, para poder hablar de una política anti-semita, y sobre todo a partir de la presión alemana.

¿Cómo podemos saber si un Régimen es contrario o no a los judíos? Partimos ante la falta de un índice, como puede serlo el PIB por ejemplo, para valorar o cuantificar la relación de los italianos fascistas con los judíos, aunque con lo que si contamos es con una serie de rasgos y acciones que ilustran la gran aceptación o integración de este grupo religioso en Italia durante gran parte del gobierno de Benito Mussolini.

Margherita Sarfatti | Wikimedia Commons

Margherita Sarfatti | Wikimedia Commons

Para ello quiero sacar a colación al primer historiador que ha estudiado el anti-semitismo en Italia, Renzo De Felice [1]quien ha logrado hacer hablar a los archivos y acallar a las convicciones morales y éticas. Él, antes de nada, no duda en señalar la diferencia entre el anti-semitismo y el racismo, y fascismo y anti-semitismo. Esta enfatización le costó muchas críticas, aunque él, como nosotros iremos indicando, respondió siempre con pruebas científicas, demostraciones históricas que no hacía más que derrumbar los prejuicios ideológicos. El primer ejemplo que rebate es un artículo que un joven Mussolini redactó en contra de los judíos y que la historiografía marxista ha comúnmente utilizado para tacharlo de anti-semita. De Felice no duda que Mussolini tuviera algunos prejuicios en este aspecto, algo muy común en esa época, pero de ahí a decir que el joven era anti-semita hay un trecho, y más estudiando el contexto de ese artículo, momento en el que Mussolini está muy vinculado a la izquierda socialista influenciada por algunas figuras como Bakunin o Nietzsche (en el aspecto anti-semita, no socialista). Por lo tanto, nunca llegó a sentir ese odio al judío al más puro estilo alemán. ¿Se imaginan a Hitler manteniendo relaciones con una judía? Pues Mussolini tuvo dos grandes amantes, Angélica Balabanov y Margherita Sarfatti. Hasta la conquista de Etiopía, hablar de anti-semitismo fascista está fuera de lugar: los judíos no eran más que una carta en la baraja política de Mussolini.

 

Otros casos que corroboran el trabajo de De Felice, lo encontramos en la obra de Robert Paxton[2]. Para empezar, destaca que Mussolini contó con patrocinadores judíos entre los industriales y los grandes terratenientes que le ayudaron económicamente. Tenía amigos íntimos judíos, como el militante del Partido Fascista Aldo Finzi. En la propia Marcha sobre Roma participaron más de 200 judíos y cerca del 15% del ejército italiano estaba compuesto por los mismos.

Por lo tanto, ante algunos de estos ejemplos volvemos a preguntarnos ¿Fue el Fascismo anti-semita? Queda claro que a partir de la presión e influencia alemana desde 1938, Mussolini optó por perseguir y mandar a campos de trabajo a muchos judíos (aunque nunca se llegó ni al 1% de las matanzas ocurridas en Alemania), pero hasta ese momento, se puede decir que los judíos estaban bien aceptados e integrados en la sociedad italiana. Es más, por mucho que nos pueda llegar a extrañar, encontramos muchos más casos de anti-semitismo en la Francia de Vichy. Son muchas las crónicas de militares fronterizos italianos que relatan las oleadas de judíos que llegaron desde Francia buscando refugio en la Italia fascista.

 


[1] DE FELICE, Renzo: Storia degli ebrei. Roma: Einaudi, 1993.

[2] PAXTON, Robert: Anatomía del Fascismo. Barcelona: Península, 2005.

Rea Silvia la financian los lectores, si te gusta y puedes, contribuye para que sigamos creciendo.

Publicado por

Eterno aprendiz de historiador. Interesado en el concepto de libertad y los totalitarismos en el siglo XX.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *