El galo que enamoró a Lord Byron

Uno de los grandes protagonistas del Museo Capitolino, en plena Piazza del Campidoglio, es el “Gálata Moribundo”.

Uno de los grandes protagonistas del Museo Capitolino, en plena Piazza del Campidoglio, es el “Gálata Moribundo”. Se trata de una estatua romana, que no es más que una copia de una original griega, en la que un galo con peculiar bigote y faz desgarrada logra centrar las miradas de todos los curiosos. No pretendo dar ahora un curso sobre escultura helenística, algo que sí podéis hacer en la página que recomiendo un poco más abajo, pero sí que contempléis la figura y después leáis la composición del célebre dramaturgo inglés, Lord Byron.

Gálata Moribundo - Museo Capitolino

 

“Vi ante mí al gladiador caído: 
Se apoya sobre su mano – su frente varonil 
Acepta la muerte, pero conquista la agonía, 
Su cabeza caída baja gradualmente 
Y a través de su costado las últimas gotas, fluyen despacio 
Desde la roja herida, caen pesadas, una a una, 
Como el primero de una tormenta de truenos; y ahora 
La arena gira a su alrededor – él se ha ido, 
Antes de que cesara el inhumano grito que graznó el miserable que le ganó 
Él lo escuchó, pero no hizo caso – sus ojos 
Estaban con su corazón, ambos muy lejanos; 
Él no reparaba en si su vida se perdida o se ganaba 
Pero en su ruda cabaña, en la ribera del Danubio, 
Estaban sus jóvenes bárbaros prestos 
Estaba su madre Daciana – él, su señor, 
masacrados en una fiesta romana – 
Todos apremiados por su sangre – ¿Expirará 
sin venganza? ¡Arriba! Vosotros Godos, ¡y desatad vuestra ira! “

Gálata Moribundo detalle - Museo Capitolino

 

*Enseñ-Arte  , Juan Diego Caballero Oliver.

Rea Silvia la financian los lectores, si te gusta y puedes, contribuye para que sigamos creciendo.

Publicado por

Eterno aprendiz de historiador. Interesado en el concepto de libertad y los totalitarismos en el siglo XX.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *