Las consecuencias de la guerra, el destino de los moriscos

El fin de la guerra en Granada no acabó con los conflictos, la esclavitud morisca, su inmediata deportación y la expulsión final fueron las más duras consecuencias