“Cuaderno del Prado” – Ximena Maier

De la mano de una ilustradora descubriremos nuevas formas de conocer y disfrutar del Museo del Prado

Cuadernos del Prado: dibujos, notas y apuntes de una ilustradora en el museo – Ximena Maier | Nido de Ratones, 160 pgs., 19,95.

Resulta difícil encontrarte con alguien que no haya visitado alguna vez en su vida el Museo del Prado. Bien de visita con el colegio, haciendo turismo o porque simplemente pasabas por allí y decidiste entrar en “ese edificio tan grande con colas kilométricas”.

En esta ocasión, Ximena Maier nos ofrece en “Cuaderno del Prado”, publicado por Nido de Ratones, una nueva forma de conocer el Prado o, al menos, parte de él. Su pasión por el museo, magníficamente representada en esta publicación ilustrada, logra despertar un renovado interés por este tesoro nacional.

A pesar de esa imagen decimonónica que existe de los museos, donde las colecciones acumulan polvo y abundan las reprimendas sobre las fotos con flash, en el fondo son organismos vivos. Esa evolución es casi imperceptible para el visitante -ajeno a esta realidad- que aspira a hacer una visita rápida por EL MUSEO DEL PRADO (permítanme las mayúsculas para enfatizar cual hincha rioplatense). Una carrera a contrarreloj por las diferentes salas que comienza con la ingenua esperanza de comer a tiempo y termina con una sobredosis de retratos y bodegones.

No obstante, El Prado ha sido musa para numerosos visitantes. El propio John Elliott, en su aproximación iniciática a la Historia española, quedó prendado por el retrato que Velázquez hizo del Conde Duque de Olivares. Esta obra, al que el hispanista le debe su pasión por el siglo XVIII hispano, irradia una atracción particular entre los que aman el arte y que podemos encontrar en otros casos. Ocurre que redescubrimos en cada visita nuevos detalles de nuestro cuadro favorito, por eso Picasso empeñó horas y horas frente a Las meninas del genio sevillano.

En esta línea, Ximena Maier plantea en su libro diferentes maneras de disfrutar El Prado. Por poner un ejemplo, recuerda cuando llevaba a sus sobrinos a ver solo una obra de cada pintor. Si al final estaban interesados y deseaban ver el resto, debían ir ellos por su cuenta otro día. Esto dice mucho de cómo vive ella El Prado. Y lo decimos casi literalmente porque este libro no deja de ser la experiencia personal de ella dentro del museo. Sabemos que Velázquez y Goya copan su podium personal junto a los pintores de la escuela veneciana; que prefiere a Ribera antes que a Murillo y que no le gusta el Greco al igual que el helado de fresa: «no digo esto porque no me tome en serio la pintura, lo digo porque me tomo muy en serio los helados».

Su vivencia en El Prado es captada gracias a una destacada destreza en el dibujo. Los bocetos que acompañan el texto hacen bastante amena la lectura, llegando incluso a robar el protagonismo al testimonio mismo. Esta libertad creativa lleva a Ximena a incluir periódicamente unas páginas donde muestra su interés por los detalles. Escoge un objeto y busca su constante a lo largo de las diferentes producciones que acoge El Prado: peinados, perros, sombreros o manos. Esa transversalidad artística, junto a la calidad de sus dibujos, hacen de este tipo de libro un caso inédito.

No esperen convertirse en unos expertos sobre El Prado tras acabar este libro, aunque la autora tampoco aspira a ello. Lo particular de “Cuaderno del Prado” es que ofrece una visión diferente sobre cómo disfrutar, con toda probabilidad, del museo más importante de nuestro país. Para los amantes de la Historia y el Arte es una oportunidad magnífica de aproximarse obras clásicas que damos ya por conocidas. El tono distendido y los bocetos de Ximena lo convierten en una lectura bastante recomendable.

Ximena Maier es una ilustradora madrileña que ha puesto su creatividad al servicio de revistas [Telva, Yo Dona], periódicos [El País, Diario 16] y publicidad. El estilo de Cuadernos del Prado lo encontraremos también en otras publicaciones como El arte de pasarlo bien o Cada cuadro con su cuento.

Publicado por

Eterno aprendiz de historiador. Interesado en el concepto de libertad y los totalitarismos en el siglo XX.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.