“Hombres valientes, dioses crueles” – Eugenio Chouciño

Eugenio Chouciño nos aproxima a la conquista de México a través de los hombres de Hernán Cortés

Hombres valientes, dioses crueles – Eugenio Chouciño | La Esfera de los Libros, 448 pgs., €21,75

El ciclo del descubrimiento y la conquista de América es un episodio apasionante de la Historia Universal que cambió el horizonte mental europeo, las relaciones políticas y las económicas. Es un periodo que sigue atrayendo a miles de investigadores y del que todavía hay mucho que contar, tanto en el terreno académico como en el de la literatura.

Junto a los estudios científicos (que solemos reseñar), las novelas históricas también pueblan las librerías, y la conquista de América supone un marco con muchas posibilidades para cualquier género. Hemos tenido la oportunidad de alejarnos unos pocos metros de los habituales ensayos o monografías con los que solemos trabajar, para adentrarnos en las páginas de “Hombres valientes, dioses crueles“, una novela histórica escrita por Eugenio Chouciño y editada por La Esfera de los Libros.

En 448 páginas, Eugenio Chouciño nos presenta una apasionante historia sobre crueldad y valentía, desde los ojos de los soldados que integraron las tropas de Hernán Cortés. Acostumbrados como estamos a acercarnos a la conquista de México a través de las acciones de Cortés, la idea de contar el proceso desde los ojos de algunos de sus hombres es suficiente como para que este libro destaque sobre el resto.

La idea es buena e interesante, y además está bien ejecutada. Está escrito de manera sencilla y con un buen ritmo que nos mantiene pegados al libro para leer una página más. Usa algunas expresiones de la época que le dan suficiente distancia a los diálogos como para que parezcan de otra época, pero no abusa para que sea fácil seguir el hilo de las conversaciones. De este modo, consigue un buen equilibrio entre autenticidad y sencillez que, para una novela histórica, es el punto idóneo.

A la hora de usar términos concretos de la época, ya sean navales, militares o cotidianos, Eugenio Chouciño se toma las molestias necesarias para explicarlos. “Hombres valientes, dioses crueles” tiene explicaciones para que conozcamos el equivalente actual a palabras que ya no usamos, o sencillamente para esclarecer, mediante descripciones breves que no entorpecen el ritmo de la historia, su significado o uso.

Esto es algo que no todos se toman la molestia de hacer y que, como divulgadores, apreciamos sobremanera. Siempre hemos creído en divulgar de manera sencilla, accesible, y en que hay muchos formatos para hacerlo. Aunque sea una novela, y dentro de este género literario no todo puede ser tomado al pie de la letra, “Hombres valientes, dioses crueles” es, sin duda, una muy buena forma para aprender mientras se pasa un buen rato.

Algo que en un principio resulta extraño es cómo Chouciño enfoca la problemática moral de la conquista, al menos es la sensación que tuve en el primer capítulo. Sin hacer ningún tipo de destripe, estas primeras páginas parecen de algún modo justificar una conquista, ya que cuando Hernán Cortés termine su empresa, una religión “más justa” reinará en México. Como una especie de cuento del “buen conquistador” que trae el progreso.

De todos modos, es algo que se va matizando conforme pasan las páginas y se aprecia que los hombres de Cortés, y los soldados que guerreaban en las galeras del Mediterráneo (aparece en un segmento del libro), también cometían crueldades. “Hombres valientes, dioses crueles” es una novela de claroscuros, de escala de grises, en la que no todo es blanco o negro. No obstante, al comienzo del libro el tono parece diferente, lo que puede resultar contradictorio o confuso.

La voz narradora conforma una parte interesante de la novela. De algún modo recuerda a la de “Conquistadores: Adventum”, la serie novelada sobre el ciclo del descubrimiento y conquista de América. Se trata de un narrador que es el espíritu de los hombres que pasan por la pantalla, es la voz de todos y de ninguno. En “Hombres valientes, dioses crueles” ocurre algo parecido, aunque al ser en tercera persona no es tan evidente.

Como es un narrador en tercera persona, quizás uno espera cierta objetividad o frialdad, pero de algún modo se alinea con la Monarquía Hispánica y con tribus sometidas por los aztecas. Como si estuviera impregnada por el espíritu de la empresa conquistadora, de esos hombres que nunca dejan de ser los protagonistas. A pesar de ese inicio que puede confundir, creo que conforme el libro avanza queda claro que, como señalaba, se desliga de la historia de buenos y malos.

“Hombres valientes, dioses crueles” es una buena novela histórica. Está bien construida (lo que no siempre es fácil) y bien desarrollada y contada. Los personajes van creciendo y supone una buena mirada al soldado de a pie de la época, que responde a por qué tantos hombres tomaron el camino de las armas en América. Una aventura de locos, valientes y osados que te pondrá los vellos de punta, que se aleja de la visión de los grandes personajes, a veces idealizados, y la hace, si cabe más humana, si cabe más cruda.

Eugenio Chouciño es piloto e instructor de vuelo. En sus viajes ha conocido el continente americano, lo que le ha llevado a interesarse y desarrollar una verdadera pasión por la conquista de América, que quiere dar a conocer de manera amena pero con rigor.

Publicado por

Graduado en Historia en Sevilla. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Una respuesta a ““Hombres valientes, dioses crueles” – Eugenio Chouciño”

  1. Óscar Ramírez dice:

    He leído el libro y me ha parecido de lo mejor que ha caído en mis manos hace tiempo. “Engancha” desde el primer capítulo, y los dos años que duró la conquista se pasan volando entre aventuras y batallas.
    Históricamente es irreprochable, un libro excelente para conocer la conquista de Méjico de una manera entretenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.