Austerlitz – Oleg Sokolov

Desperta Ferro publica en español una narración vibrante y actualizada de la guerra de la Tercera Coalición y la batalla de Austerlitz

Austerlitz: Napoleón, Europa y Rusia
Austerlitz: Napoleón, Europa y RusiaOleg SokolovTapa blanda. 776 páginas. Desperta Ferro.Comprar

Si algo tienen en común la época napoleónica y la batalla de Austerlitz es la idea formada de un Napoleón Bonaparte que hilvanaba planes meticulosos y perfectos. En la dimensión europea para hacerse con su dominio sobre el continente y en la de la batalla para alcanzar la victoria. Es una visión cómoda que, por un lado, respesta la imagen de Napoleón como genio estratégico y, por otro, otorgó a los Estados de las diferentes coaliciones legitimidad para sus guerras «preventivas» por la presunta avaricia de poder del corso.

Es una visión un tanto sencilla pero no por ello menos convincente, aunque también cuenta con sus detractores. En Austerlitz. Napoleón, Europa y Rusia, publicado en español por Desperta Ferro, Oleg Sokolov plantea una narración novedosa y matizada de la guerra de la Tercera Coalición y la batalla de Austerlitz.

La obra de Sokolov, con sus casi 700 páginas de narración, va mucho más allá de la guerra y la batalla. El autor ruso dedica en Austerlitz casi la mitad del libro a las cuestiones políticas que llevaron a formar la Tercera Coalición y a desencadenar las hostilidades, un trabajo necesario pero que no todos se toman la molestia de hacer, ni mucho menos con este nivel de detalle.

A lo largo de esta primera parte del libro, Sokolov nos aproxima a Francia, Europa y Rusia antes de la llegada de Napoleón al poder, el breve periodo de amistad entre ambos países en época de Pablo I y el declive total de relaciones con la llegada de Alejandro I (al que el autor señala como conocedor de la conspiración de asesinato contra su padre).

No han sido pocos los autores que han pensado en Napoleón como un gobernante consumido por la avaricia de poder, como señalábamos al principio, con un plan en mente por el dominio de Europa. Es una visión que ha calado entre gran parte del público y del academicismo. Oleg Sokolov torpedea, a base de documentos, buena parte de esa vieja idea y la deja a la deriva.

El golpe de Austerlitz a esta visión es poderoso. Sokolov, además, expone motivos de peso para comprender por qué siempre se había echado la culpa las Guerras Napoleónicas únicamente a Napoleón. Los estudios que se han decantado por esta vía, por lo general, basan buena parte de sus argumentaciones en propaganda (incluso del propio Bonaparte) y en memorias posteriores a 1812, y en este caso hablamos de la guerra de 1805.

La memoria es esquiva y engañosa. Cuando uno trata de recordar acontecimientos de meses atrás, y ya no decir años, los mezcla y los distorsiona. No sólo es que podamos engañar al lector obviando deliberadamente datos, es que nos podemos engañar a nosotros mismos. Es el peligro de leer memorias escritas tiempo después de los hechos, y es algo que Sokolov ha tenido en cuenta en Austerlitz porque cree que este tipo de escritos han desfigurado sobremanera nuestra visión de la época.

La alternativa para el autor ha sido acudir a cartas de diferente tipo firmadas en las fechas en las que ocurrieron los acontecimientos. No cae en la trampa de tomarlas al pie de la letra, pues también estos documentos, como todos, pueden resultar engañosos. Así, Sokolov no cae en la soberbia de escribir una historia «definitiva» del conflicto y el choque, sino una narración matizada, con muy buenos argumentos, de un relato que, como decíamos, no hunde pero sí deja a la deriva con numerosas vías de agua.

Asimismo, cuando Sokolov entra en la narración de la guerra de la Tercera Coalición, que ocupa algo más de la mitad del libro, encuentra algunos eventos matizables. Especialmente que, Napoleón, inmerso en su guerra con Gran Bretaña (declarada en 1803 por esta), tenía a sus tropas en Boulogne para invadir a su enemigo y para nada planeaba una guerra en el continente contra Rusia y Austria. No obstante, su indeciso vicealmirante Villeneuve y el declive total en Trafalgar1 dejaron la operación de invasión en jaque.

Mientras tanto, Alejandro I preparaba la coalición contra Francia. Sin embargo, Napoleón, como demuestra Sokolov, pensaba bien del Zar y deseaba que no estallara la guerra. Incluso en mitad del conflicto, y con la batalla de Austerlitz a las puertas, el corso buscó la paz en repetidas ocasiones.

No quiere decir esto que Oleg Sokolov plantee un retrato de Napoleón sin defectos y sin faltas en el escenario político. Por ejemplo, al aceptar la corona de Italia (más que una corona, Napoleón aceptaba de este modo un deseo unificador aunque sus dominios sólo estuvieran en el norte) molestó a buena parte de Europa, en especial a los, hasta entonces, indecisos austriacos, cuyos intereses en el norte de Italia eran considerables.

Por otra parte, y en lo referente a la batalla de Austerlitz, Sokolov demuestra que tampoco fue un «plan perfecto» de Napoleón desarrollado con detalle. Al contrario, la estrategia fue como la amplia mayoría de las del corso: sencilla y sin demasiados detalles. Como buen genio militar, Napoleón no necesitaba tener a su disposición el tratado de Clausewitz (para evitar confusiones, apareció en 1832) o los cientos de estudios sobre la Blitzkrieg de que disponemos en nuestros días para comprender la esencia de la guerra y, en consecuencia, para trazar planes flexibles abiertos a la multitud de azares a los que son sometidos.

Oleg Sokolov demuestra que, en Austerlitz, Napoleón vio a tiempo que necesitaba desviar buena parte de sus tropas del norte al centro del escenario, con lo que no estaba planificado como se ha dicho y repetido infinidad de veces. Asimismo, confiere la importancia que merece a la experiencia, el buen hacer y la fantástica moral de la Grand Armée como uno de los pilares de la victoria total de Austerlitz.

Además de ser un estudio de gran valor por todo lo que matiza, Austerlitz está escrito con un pulso narrativo formidable, algo que la traducción de Antonio J.M. Avia Aranda ha reflejado a la perfección. Oleg Sokolov ha conseguido dar forma a un libro minucioso y bien documentado, digno de la mejor Historia Militar, y que cualquier tipo de lector devorará sin dificultad alguna.

Austerlitz. Napoleón, Europa y Rusia es una obra indispensable para historiadores y aficionados interesados en la época napoleónica. Es un estudio lúcido que matiza buena parte del relato tradicional de la guerra y la batalla y su vibrante narración lo hace accesible a todo tipo de público.

Φ En portada: Napoleón en Austerlitz – François Gérard.

Oleg Sokolov es uno de los mayores especialistas rusos en las Guerras Napoleónicas. Es profesor de civilización francesa en la Sankt-Peterburgski Universitet y en la Paris-Sorbonne y es autor de obras como L’Armée de Napoléon. También ha fundado un importante movimiento de recreación histórica y ha organizado algunas recreaciones como la de la propia Austerlitz.

  1. Para una narración completa de la campaña de Trafalgar recomendamos el fantástico estudio de Hugo O’Donnell. Puedes leer nuestra reseña aquí.

Publicado por

Graduado en Historia en Sevilla. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

6 respuestas a “Austerlitz – Oleg Sokolov”

  1. Egle dice:

    Me encantó el artículo. Asi se aprende y conoce la historia.

  2. ivan catala dice:

    Muy bueno e interesante.

    Ya no recibo RUTA CULTURAL dejaron de mandar.

    Un cordial saludo

  3. Antonio Avia dice:

    Muchas gracias por acordarse del traductor.

    Fdo: El traductor

    PS: – El libro ha sido retirado por la editorial… (https://elpais.com/sociedad/2019/11/16/actualidad/1573918663_106876.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.