Comunidades rotas – Javier Rodrigo & David Alegre

Galaxia Gutenberg publica una historia comparada de las guerras civiles de 1917 a 2017

Comunidades rotas. Una historia global de las guerras civiles, 1917-2017 – Javier Rodrigo y David Alegre | Galaxia Gutenberg, pgs. 736, €27,55

Las guerras civiles han destrozado comunidades a lo largo y ancho del planeta durante milenios. No es fácil hablar de ellas y tampoco reconocerlas. La destrucción humana y material que dejan tras de sí, sumada a una crueldad sin parangón, ha dejado un rastro de heridas sin cicatrizar en numerosas sociedades. Sus ecos todavía resuenan en nuestros días en un buen número de países y en las televisiones podemos ver a diario noticias sobre conflictos fratricidas en activo.

El interés por estudiar las guerras civiles es, por tanto, absoluto. Especialmente en la actualidad, y es que a pesar de estar inmersos en la mayor parte de Occidente en un momento de tranquilidad y paz, venimos de un largo periodo de guerras civiles casi ininterrumpidas. Javier Rodrigo y David Alegre estudian un ciclo, de 1917 a 2017, de guerras civiles a lo largo y ancho del orbe en Comunidades rotas. Una historia global de las guerras civiles, 1917-2017, publicado por Galaxia Gutenberg.

El trabajo, firmado por dos de los mayores exponentes de los Estudios de la Guerra en nuestro país1, no es una narración de las guerras civiles, sino más bien una reflexión sobre el concepto. Comunidades rotas es, en el fondo, una gran pregunta: ¿qué es la guerra civil? Para encontrar la respuesta Rodrigo y Alegre navegan por un siglo de conflictos civiles en un magnífico ejercicio de historia comparada.

Los autores dejan claro desde el principio, como buenos historiadores, que no buscan dar un carpetazo a esa cuestión, sino abrir debates. Es una actitud que, por desgracia, no debemos dar por sentada, pues no son pocos los investigadores que dicen cerrar cuestiones de manera definitiva.

“…la nuestra es una propuesta interpretativa abierta y viva, es decir, una que evita a toda costa fosilizar nuestra visión del fenómeno y que ansía estimular debates y nuevas vías de investigación”

Estas palabras dicen mucho de la intención de los autores y de cómo entienden que se debe hacer la Historia. Partimos, pues, de la base de una historia comparada de las guerras civiles, con una base enorme de fuentes secundarias, para tratar de comprenderlas mejor. Este recorrido de un siglo por todo el orbe no es completo ni pretende serlo. No están todas las guerras civiles ni todos los países, pero los autores han seleccionado un muestrario que entienden más que suficiente para exponer ejemplos de grandes ciclos bélicos: la Gran Guerra y las revoluciones, la Segunda Guerra Mundial y la guerra total, la Guerra Fría y un mundo multipolar y bipolar y la alargada sombra de la posguerra fría.

Comunidades rotas comienza con un capítulo diferente al resto del libro, pero que se engarza con naturalidad en el objetivo de la obra. Antes de entrar de lleno en materia, Rodrigo y Alegre examinan de un modo más reflexivo las guerras civiles del XX, qué entendemos por guerra civil, cómo se ha tratado de definirlas en las ciencias sociales y qué alternativas se pueden proponer con una perspectiva más humanística. ¿Tiene que haber un número de muertos concreto, la violencia debe ser de algún tipo, es necesario que existan dos o más entidades que luchen por la supremacía del territorio?

Una vez planteado este inicial marco teórico, y sembradas un buen número de reflexiones en la mente de los lectores, Comunidades rotas entra en materia. De todos modos, nunca termina de ser un libro que cuente guerras civiles. En lo diferentes capítulos Rodrigo y Alegre pormenorizan el desarrollo de estos conflictos pero, sobre todo, los analizan: exponen ejemplos de los tipos de violencia ejercidos, de las complejidades políticas, religiosas y étnicas, examinan las influencias internacionales y las causas estructurales y coyunturales.

Comunidades rotas está bien escrito y estructurado. El registro es culto sin dejar de ser accesible y cada capítulo están bien segmentado en títulos de duración similar. Además, las dos voces de Rodrigo y Alegre, maestro y alumno, suenan al unísono en lo que es un magnífico ejemplo de colaboración y cohesión de dos investigadores distintos pero cercanos. La lectura, por tanto, es sencilla y flexible, apta para todos los públicos.

A lo largo de Comunidades rotas se comprende que la guerra civil tiene diferentes avatares, con parecidos y disonancias. Difícilmente puede existir una definición sencilla, completa y aplicable a todos los casos, y los autores evitan estas codificaciones totales, a menudo simplistas. Es un libro que explora las complejidades y que demuestra que buena parte de las visiones tradicionales (por ejemplo, que las guerras civiles son propias de pueblos menos civilizados e incluso dados a la violencia) fallan en dar una respuesta válida al caso de estudio.

Como decíamos al principio, Rodrigo y Alegre no tratan de cambiar la definición de guerra civil en el diccionario. Tienden la mano al lector para comprender este largo viaje de 1917 a 2017, y lo sueltan al final para que saque sus propias conclusiones. Porque en el fondo, cuando libro cae en nuestras manos, y más un libro como este, uno tiene que entenderlo a su manera, con su propio bagaje cultural y teórico y la mente lo suficientemente abierta. Cada uno entenderá si le convence más o menos ese poderoso sintagma que huye de las definiciones simplistas, totales y binarias que hay en las páginas finales: cada guerra civil tiene sus particularidades, ninguna es inevitable.

Φ En portada: Grbavica (barrio de Srajevo) unos 4 meses después del fin de la guerra en Bosnia – Lt. Stacey Wyzkowski

Javier Rodrigo Sánchez es profesor de Historia Contemporánea en la UAB, Doctor por el European University Institute y autor o editor de 13 libros sobre violencias colectivas, guerras civiles comparadas, fascismos, historiografías y relatos sobre el terror.
David Alegre Lorenz es Doctor Europeo, coeditor de la Revista Universitaria de Historia Militar y autor de numerosos estudios de la guerra en perspectiva comparada y transnacional.

  1. Ambos coordinaron el fantástico Europa desgarrada junto a Miguel Alonso, y David Alegre escribió en solitario La batalla de Teruel.

Publicado por

Graduado en Historia en Sevilla. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.