Franco frente a Hitler – Luis E. Togores

La Esfera de los Libros publica un libro que analiza la correspondencia de Franco con otros líderes políticos y la importancia de sus negociaciones para España durante la Segunda Guerra Mundial

Franco frente a Hitler

Franco frente a HitlerLuis E. TogoresTapa dura. 486 páginas. La Esfera de los Libros.Comprar

España durante la Segunda Guerra Mundial es un foco de discusiones que quizás nunca termine. Una de las más candentes gira en torno a Franco y sus jugadas para entrar en el conflicto o permanecer neutral. Algunos investigadores lo han retratado como un personaje caricaturesco con el que Hitler no quiso nada, mientras que otros los han descrito como alguien que jugó sus cartas con inteligencia.

Más cercana a esa segunda forma de ver al dictador, Luis E. Togores nos presenta su obra Franco frente a Hitler, publicada en La Esfera de los Libros. Un libro que arroja nuevos datos sobre el papel de España en la Segunda Guerra Mundial.

Togores ha escrito un libro que gira en torno a la correspondencia, hasta ahora inédita, de Franco con Hitler, Mussolini, Roosevelt, el papa, Ramón Serrano Súñer (ministro de Asuntos Exteriores) y otras personalidades. Unos documentos que arrojan nuevos datos sobre, como apunta el subtítulo de la obra, la historia no contada de España durante la Segunda Guerra Mundial.

Esto lo hace revisando los citados documentos a través de nueve capítulos que tocan diferentes temas. El autor consigue así dar forma a un libro que no es muy extenso ni muy corto y que logra añadir información a lo que ya se conocía.

Como apuntábamos antes, Togores entiende que Franco jugó bien sus cartas, tratando de hacer lo que él entendía que era mejor para España. Lo describe como alguien frío y calculador que no se dejó llevar por los «desmanes» de ambos bandos, que violaron el espacio aéreo y marítimo de España durante el conflicto, lo que podría haber usado como un casus belli para entrar en la guerra.

Barcos españoles hundidos, ametrallamiento de súbditos españoles, pérdida de mercancías y violaciones de las aguas y espacio aéreo español, agentes secretos de todo tipo conspirando contra los intereses de España, no eran motivos suficientemente importantes para que España entrase en guerra con uno u otro bando. Franco, frío y calculador, no perdía los nervios y seguía de forma constante el plan trazado en política exterior para su Régimen durante la Segunda Guerra Mundial.

Es decir, se nos presenta a un Franco, en líneas generales, pragmático. No quiere esto decir que el dictador no tuviera preferencias, así como gran parte de su gobierno y del Ejército. Sí, había una mayor simpatía hacia el Eje que hacia los Aliados, pero también un gran recelo (especialmente expresado por Serrano Súñer en sus cartas) por su actitud de «amos». Por encima de todo, la Unión Soviética era vista como el verdadero enemigo, y que acabara en el bando Aliado fue clave para esa actitud distante de Franco.

Aunque la simpatía de España por el Eje era en muchas cuestiones evidente, pero no total, el pragmatismo político de Franco y de sus ministros de Exteriores había permitido poner una vela a Dios y otra al diablo durante los cinco años de lucha, con el único y exitoso objetivo de evitar que España fuese arrastrada a una nueva guerra.

De todos modos, este no es un libro para adentrarse de manera profunda en la psique del dictador que pretenda dibujar un perfil completo de Franco. Pero sí para aproximarnos a cómo entendía la situación de España en aquel momento y cuáles eran sus planes, que pasaban por no comprometer al país ya maltrecho por el reciente conflicto civil en otra guerra.

El complicado equilibrio entre tener simpatías por el Eje, aversión por la URSS y desconfianza por el bloque Gran Bretaña-Estados Unidos, llevó a Franco a no querer participar sin unas amplias garantías que Hitler, en palabras de Togores, ni quería ni podía cumplir. El desarrollo del conflicto fue cambiando el panorama con el lento declive alemán y el colapso de la Italia fascista, sumado a las ayudas que España recibía de las potencias anglosajonas. Un conjunto de factores que produjo tensiones internas, y es que no todos comprendieron que Franco no quisiera entrar en la guerra ni que se alejara de Alemania.

Esta actitud muy poca gente la comprendió en España y fue ampliamente criticada. Franco mantuvo a España en paz en los primeros años de la guerra contra la opinión de la mayoría de sus teóricos partidarios.

Y esta actitud tuvo sus consecuencias para el desarrollo del conflicto. Es la segunda idea principal de este libro: que España se mantuviera neutral permitió a Gran Bretaña conservar Gibraltar (a pesar del interés de Hitler por capturarla con la Operación Félix, que nunca ocurrió), lo que a la postre fue una victoria en el Mediterráneo de las armas aliadas dada la importancia estratégica del peñón. Un tema que tuvo importancia en el conflicto y que ya han señalado otros investigadores como Douglas Porch.

Franco contra Hitler es, en definitiva, una muy interesante adición al debate sobre el papel de España en la Segunda Guerra Mundial. A través de estos documentos inéditos (incluídos en un anexo del libro), Togores consigue añadir buenos argumentos para entender mejor la figura de Franco y cómo jugó sus cartas. Una obra que ningún interesado en este tema querrá perderse.

Luis E. Togores es doctor en Historia Contemporánea. Ha dedicado más de 30 años de su carrera a la Historia Militar y las Relaciones Internacionales. Es autor de libros como Historia de la Legión española y biografías de Yagüe, Millán Astray y Muñoz grandes.

Publicado por

Graduado en Historia en Sevilla. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.