Takeda Nobutora. La unificación de Kai – Terje Solum

Desperta Ferro publica el segundo volumen de La saga de los samurái, centrado en la vida de Takeda Nobutora, unificador de Kai

 Takeda Nobutora. La unificación de Kai

Takeda Nobutora. La unificación de KaiTerje SolumDesperta Ferro. Tapa blanda. 120 pgs.Comprar

Al caer la noche del 4 de octubre de 1508, las tropas de Takeda Nobutora se aproximaron al castillo de Katsuyama sin alertar a un enemigo que descansaba tras la seguridad de los muros. En cuanto Nobutora ordenó el asalto, sus tropas salvaron el foso y sorprendieron los hombres de su tío, Nobushige. Con tan sólo 14 años y mostrando astucia y liderazgo, el joven Takeda había conseguido una victoria clave.

Como explica Terje Solum en Takeda Nobutora. La unificación de Kai, el conflicto por el liderazgo del clan Takeda no acabó aquella noche, pero sin duda fue un golpe vital contra los enemigos de Nobushige, y es uno de los momentos más importantes en la vida de este Takeda, en la que se centra el segundo volumen de La saga de los samuráis (puedes leer la reseña del primero aquí), publicada por Desperta Ferro.

Solum no escatima en elogios para Nobutora desde el comienzo del libro, porque aunque fuese su hijo Shingen quien haya pasado a la historia como un famoso guerrero, fue él quien cimentó las bases que permitieron al hijo brillar. Y, como es patente ya desde el primer párrafo de esta reseña, también fue un ingenioso y valeroso guerrero.

Ambos tienen mucho en común, principalmente, que fueron hijos de un tiempo de guerra, el Sengoku Jidai, en el que un día invadía tus tierras un vecino y al siguiente te apuñalaba un familiar por la espalda. Fue, por tanto, un tiempo que engendró líderes guerreros astutos, duros y absolutamente despiadados.

Terje Solum comienza Takeda Nobutora antes de que su protagonista alcance el poder e introduce el contexto general de Japón hacia el último cuarto del siglo XV: el comienzo del Sengoku Jidai con el estallido de la Guerra Onin en 1467. Así, las primeras 30 páginas del libro se centran en cómo este conflicto afectó a los Takeda y surgieron enemistades que llegaron hasta los tiempos de Takeda Shingen.

Entre invasiones y guerras intestinas, llegó esa noche de 1508 en la que Nobutora venció a las fuerzas de su tío Nobushige. El conflicto comenzó tras la muerte por enfermedad de Nobutsuna (quien sucedió a Nobumasa un año antes también por enfermedad), el padre de Nobutora. Su tío esperaba hacerse con el control de la provincia Kai (ahora prefectura de Yamanashi), pero no contaba con la resolución, astucia y capacidad de liderazgo de su sobrino.

Nobutora no selló su victoria para controlar Kai hasta 1510, cuando por fin consiguió una paz que le brindó tiempo para reorganizar la situación del clan Takeda. Aprovechó cinco años de calma para explotar los recursos agrícolas del rico valle de Kofu y reconducir así el futuro de Kai, azotada demasiado tiempo por la guerra.

La paz no duró mucho y en 1515 comenzó una serie de conflictos casi sin solución de continuidad. No obstante, Nobutra demostró grandes dotes de liderazgo en batalla e inteligencia a la hora de administrar los recursos del clan Takeda. Terje Solum narra este periodo de casi tres décadas en el que el clan hizo frente a invasiones, rebeliones y ejecutó sus propios planes expansivos.

Junto a la narración de los principales acontecimientos políticos, Solum deja notas que añaden contexto sobre la cultura samurái, algunas batallas o el propio Nobutra. Las poco más de 100 páginas también van acompañadas por fotografías que ha tomado el autor e ilustraciones de Anders K. Rue, todas minuciosamente descritas, añadiendo información de la vida diaria militar en algunos casos.

Estos pequeños detalles junto a los siete apéndices, con personajes, emblemas Takeda, armamento o el séquito que servía a Nobutora, hacen que este pequeño libro aproveche todo su espacio al máximo y ofrece al lector mucho más de lo que aparenta. Así mismo, enriquece toda la saga de Solum, convirtiéndola en una pequeña enciclopedia sobre los Takeda, Shingen y el Sengoku Jidai.

Takeda Nobutora encarrila el final del libro con el ascenso de Shingen y el exilio del padre, reservando los otros cuatro volúmenes para el más famoso de los Takeda. No, obstante, y como ya indicaré en la próxima reseña, la tercera entrega de la saga comienza un poco antes del exilio de Nobutora y hay referencias a eventos de este libro, con lo que conviene tener a mano los dos.

Terje Solum consigue engancharte desde las primeras páginas y al terminar Takeda Nobutora estás deseando empezar el siguiente libro. Escrito con sencillez (traducido por Irene M. Muñoz Fernández), el segundo volumen de La saga de los samurái es perfecto para todo tipo de público. Si le primero no te convenció porque narra demasiados acontecimientos en muy poco espacio, este te convencerá de que quieres leer la saga completa.

⛩️En portada: Takeda Nobutora – Fuente

Publicado por

Graduado en Historia en Sevilla. Entré en esto para saber más de Grecia y Roma y acabé liándome con un tema de moriscos y rebeliones.

Síguelo en Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.